Curiosidades de la historia - ForoChicas
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Regresar   ForoChicas > Zona General > Cafetería

  Curiosidades de la historia  
 

Respuesta
 
Herramientas
  #1  
Viejo 16-may-2017, 19:59
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Curiosidades de la historia

Por votación popular vuelve el hilo de curiosidades de la historia

Los peores papas de la historia.

1-Sergio III (904-911)
Conocido como “esclavo de todos los vicios” por sus cardenales, llegó al poder tras asesinar a su predecesor y tuvo un hijo con su amante adolescente, treinta años más joven que él, la prostituta Marozia; el hijo ilegítimo de la pareja pasaría a ser el papa siguiente. Los más altos puestos del Vaticano se adjudicaban mediante subasta, como si fueran baratijas, y el papado inició su “siglo oscuro”.

2-Benedicto IX (1032-1048)
Escandalizaba continuamente incluso a sus cardenales más curtidos pervirtiendo a niños de corta edad en el palacio de Letrán. Arrepentido de sus pecados, abdicó para retirarse a un monasterio, pero cambió de parecer y volvió a ocupar el cargo. Era “un desdichado que festejaba la inmoralidad – escribió san Pedro Damión -, un demonio del infierno disfrazado de sacerdote”.

3-Juan XII (955-964)
A sus dieciséis años, fue acusado de acostarse con sus dos hermanas y de la invención de un catálogo de vergonzosos nuevos pecados. Descrito por un historiador de la Iglesia como “la escoria misma”, murió a los veintisiete años, cuando el marido de una de sus amantes irrumpió en su dormitorio, le descubrió in fraganti y le destronó el cráneo con un martillo..

4-Bonifcacio VIII (1294-1303)
Después de masacrar a la población entera de la ciudad italiana de Palestrina, se dio a arreglos con una mujer casada y la hija de esta y adquirió renombre en toda Roma como pedófilo desvergonzado. Proclamó en célebres palabras que mantener relaciones sexuales con niños no era más pecaminoso que frotar una mano contra la otra, lo cual debería servir para nombrarle patrón de los sacerdotes de Boston de nuestros días. El poeta Dante reservó un lugar para él en el octavo círculo del infierno.

5-Clemente VI (1342-1352)
Toda apariencia de decoro se abandonó cuando el papado se trasladó a Abiñón, en el sur de Francia, durante setenta y cinco años. El poeta Petrarca impuso al bon vivant Clemente VI el nombre de Dionisos eclesiástico por el número de amantes y la gravedad de su gonorrea. A su muerte, cincuenta sacerdotes ofrecieron la misa por el reposo de su alma durante nueve días seguidos, pero el ingenio francés concluyó que esto no era ni mucho menos suficiente

6-Sixto IV (1471-1484)
Instalado de nuevo en Roma, el papado alcanzó su verdadero punto más bajo en el Renacimiento (El historiador de la Iglesia Eamon Duffy compara Roma con el Washington de Nixon, “una ciudad de putas por cuenta de la empresa y chanchullos políticos”.) Sixto IV, que construyó la Capilla Sixtina, tuvo seis hijos ilegítimos, uno de ellos con su hermana. Recaudó un impuesto eclesiástico sobre las prostitutas y cobraba a los sacerdotes por tener amantes, pero sus detractores sostenían que con esto lo único que conseguía era que aumentara la prevalencia de la homosexualidad en el clero.

7-Inocencio VIII (1484-1492)



Este pontificado es recordado como la Edad de Oro de los Bastardos: reconoció a ocho hijos ilegítimos y se sabe que tuvo muchos más, aunque entre amorío y amorío encontró tiempo para poner en marcha la Inquisición. En su lecho de muerte ordenó que una bonita ama de cría le diera leche fresca de su pecho.

8-Alejandro VI (1492-1503)
El despiadado Rodrigo Borgia, que adoptó el nombre de Alejandro VI, presidió más orgías que misas, escribió Edward Gibbon. Uno de los platos fuertes de su carrera fue la “Justa de las putas” de 1501, en la que se invitó a cincuenta bailarinas a desvestirse lentamente en torno a la mesa del papa. Alejandro y sus parientes arrojaban con regocijo castañas al suelo, y obligaban a las mujeres a postrarse a sus pies como si fueran cerdos; después ofrecieron premios en forma de finos ropajes y alhajas para el hombre que pudiera fornicar con el mayor número de mujeres. Otro de los pasatiempos de Alejandro era ver copular a los caballos, lo que le hacía “desternillarse de risa”. Tras su muerte -, el cuerpo de este papa fue expulsado de la basílica de San Pedro por considerarlo demasiado malvado para ser enterrado en suelo sagrado.

9-Julio II (1503-1513)
Es recordado por haber encargado a Miguel Ángel los frescos del techo de la Capilla Sixtina. Fue también el primer papa que contrajo el “mal francés”, la sífilis, de prostitutos de Roma. El Viernes Santo de 1508 no pudo dejar que los fieles le basaran los pies por tenerlos completamente cubiertos de úlceras de la sífilis.

10-Julio III (1550-1555)
El romántico recalcitrante Julio III se enamoró de un joven y apuesto mendigo a quien vio peleándose en la calle con el mono de un vendedor ambulante. El papa nombró cardenal a aquel golfillo analfabeto de diecisiete años, lo que inspiró un poema épico, “En elogio de la sodomía”, escrito probablemente por un arzobispo descontento, dedicado en su honor.
Responder Con Cita


  #2  
Viejo 16-may-2017, 20:28
Avatar de originally3
originally3 originally3 está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: ago 2014
Mensajes: 136
Me quedo por aquí.
Responder Con Cita
  #3  
Viejo 16-may-2017, 21:25
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Juana I de Castilla (1479-1555)
De sobra conocida por todos, loca para algunos, mujer adelantada a su época para otros, estaba obsesionada con su marido Felipe de Habsburgo; de todos es sabido que buscaba entre las mujeres más feas para que fuesen damas de la corte y su esposo no se fijara en ellas. Una vez fallecido acompañó su cadáver estando embarazada, y cada cierto tiempo le era permitido abrir su ataúd para besarlo y abrazarlo.
Cabe decir que el futuro rey de España que sería Carlos I, nació en el retrete, dado que Juana, a pesar de estar en avanzado estado de gestación acudió a un baile que se daba ese día con el fin de no dejar a su marido solo durante el mismo.

Reina Cristina de Suecia (1626-1689)
Una de las reinas más conocidas de la historia, pero quizás no es de todos conocido su profundo odio a las pulgas (que por esa época habitaban en todas partes), que llegó a tal extremo que mandó construir un cañón en miniatura de unos 15cm, para dispararles cada vez que las veía. Dicho cañón aún se conserva en el Arsenal de Estocolmo.

Felipe V de España (1683-1746)
Éste es un caso muy curioso; Debido a su carácter en exceso melancólico, fue cayendo poco a poco en la locura, hasta que una tarde de octubre de 1717 creyó que el sol le atacaba mientras montaba a caballo y que la muerte lo perseguía.
A raíz de esto, no se dejaba cortar el pelo ni las uñas por miedo a que sus males aumentasen, llegando a crecerle las uñas de los pies tanto, que no podía caminar. Creía estar muerto y preguntaba a sus lacayos el porqué no lo habían enterrado; se tocaba y decía que le faltaban los brazos y las piernas.
Además, se le metió en la cabeza que lo iban a envenenar a través de las telas de su camisa por lo que estuvo un año sin cambiársela.
Se obsesionó con que su ropa y la de su segunda esposa (Isabel de Farnesio) irradiaba una luz que provenía del diablo. Sufrió un trastorno bipolar creyendo en ocasiones que era una rana.

Fernando VI de España (1713-1759)
Muy amigo de la soledad y muy extravagante, tenía pavor a defecar, así que hacía grandes esfuerzos por intentar no hacerlo, entre otras cosas, solía sentarse encima de los pomos puntiagudos de las sillas de su habitación para hacer de tapón.

Elizabeth de Baviera, Sissi (1837-1898)
Una figura muy popular sin duda, Sissi, tenía obsesión con el aspecto físico apenas comía y tenía en su habitación unas anillas y unas espalderas, instaladas para hacer deporte de forma secreta, ya que no estaba bien visto en la época que las mujeres realizaran dichos ejercicios.
Durante una época sólo se alimentaba de carne cruda y sangre de buey. Pesaba 50kg y medía 1,72. Su obsesión fue no sobrepasar nunca ese peso.
Por las noches dormía con paños húmedos ceñidos a sus caderas.
Cuando su cutis empezó a revelar las primeras arrugas, decidió prohibir que le hiciesen fotos y salía a la calle siempre con un velo puesto.
Sus extravagancias también se podían observar en otros aspectos, por ejemplo en su pasión por los clásicos literarios. Le gustaba tanto la Odisea de Homero, que realizaba viajes en barco y se ataba al mástil los días de tormenta para poder emular pasajes de la obra.
Era adicta a la cocaína pero no de la manera actual, pues antes se recetaba como uso terapéutico. Siempre viaja con una jeringuilla para poder inyectársela.
A pesar de haber tenido cuatro hijos, odiaba a los niños y decía aborrecer el olor de los bebés.

Eduardo VII de Inglaterra (1841-1910)
Le ponía muy nervioso el tintineo de las monedas, así que prohibió a cualquiera que estuviese en su presencia llevar calderilla en los bolsillos.

Luis XIV de Francia, el rey Sol (1638-1712)
A pesar de vivir en una de las cortes más refinadas, solo se bañó dos veces en su vida y gustaba de dar audiencias sentado en el retrete.
Se limpiaba la cara todas las mañanas con un paño impregnado en alcohol o saliva.
Como era muy bajito, se hizo diseñar unos tacones exclusivos, y le gustaron tanto que prohibió que nadie más que él los llevara en la Corte, so pena de muerte. En general era muy presumido, tuvo más de 1000 pelucas, desgraciadamente dada su falta de higiene debajo de ellas se acumulaban unos cuantos piojos, por lo que llevaba consigo siempre una mano de marfil con un mango para poder rascarse. Algo que era bastante usual por otra parte.

Luis XV de Francia (1710-1774)
El heredero al trono del anterior, creó en la corte la figura del portacorbatas, un criado que se dedicaba única y exclusivamente a abrochar y desabrochar la corbata del rey.

Federico II de Prusia, El Grande (1712-1786)
Tenía una obsesión con el café, tomaba muchas dosis al día y además lo preparaba con champán en vez de con agua.

Carlos II de Inglaterra (1630-1685)
Tenía una peluca que solo exhibía en ocasiones especiales, supuestamente confeccionada con vello púbico de sus amantes favoritas.

Anna de Rusia (1693-1640)
Mandó construir un palacio de hielo, en pleno invierno, para poder casar a una pareja, ejerciendo ella de maestra de ceremonias y obligando a todos los invitados a ir vestidos de payasos.
Odiaba a la mayoría de los nobles y mandó asesinar y descuartizar a algunos de ellos.

Catalina II, La Grande (1729-1796)
La que fue zarina de todas las Rusias y una gran política era además, una adicta al sexo.
Una vez fallecido su marido, el zar Pedro III, gozaba de tener unas seis relaciones al día y se dice que tenía entre 20 y 80 amantes, y que algunos eran probados antes por su médico y su alcahueta privada para aconsejarla.
En Palacio, construyó una “habitación erótica” con todo tipo de objetos con ornamentación digamos pornográfica, falos de madera, escenas sexuales, etc, algunos objetos hoy se conservan y de otros tenemos fotografías antiguas.
Su gran pasión además era practicar el voyeurismo.
Los rumores cuentan que murió de un infarto mientras era penetrada por un caballo, pero no ha sido confirmado por los historiadores.

Luisa Isabel de Orleáns, de España (1709-1742)
Lo más curiosos de esta reina es que hasta el día de su boda no tenía nombre, fue la quinta hija de Felipe II de Orleáns pero se esperaba un niño (sus cuatro hermanas eran féminas), así que apenas se preocuparon de ella y no le pusieron ni un nombre.
Al irse a casar con el heredero al trono español Luis I, su padre (el de Luis) y entonces rey, Felipe V, tiene que bautizarla, darle la comunión, confirmarla y ponerle un nombre para poder realizar la boda.
La pobre ya nació con mal pie.
Parece ser que era muy maleducada y siempre eructaba y ventoseaba en público a su llegada a España (contaba con 13 años).
En poco tiempo, sus excentricidades son el tema de conversación de toda la corte. Le encantaba correr desnuda por los jardines a cualquier hora, y no le importaba quien la viese, ni siquiera sus suegros los reyes.
Tenía una obsesión por la comida y llega a ingerir el lacre de los sobres pues nada le saciaba, además tenía pasión por los rábanos, y por la cerveza y el vino, emborrachándose con frecuencia.
Por este tipo de cosas fue encerrada en una torre aunque parece que se reformó y volvió a la corte a los pocos meses.

Isabel I de Rusia (1709-1762)
La zarina tenía un guardarropa de escándalo. Contaba con más de 15000 trajes ya que no concebía la idea de que la vieran con el mismo vestido. En los bailes se cambiaba de vestido hasta 3 veces pues al bailar sudaba. Además una vez usaba un vestido no lo ponía nunca más, para asegurarse de esto mandaba mancharlo con tinta.
Ni que decir tiene que contaba con un número parecido de zapatos y de medias.
Promulgó una ley que prohibía el uso del mismo peinado, vestido o joyas que la emperatriz.
Su vanidad no tenía límites, una vez en un baile la reina llevaba una rosa en el pelo, mientras bailaba vió como una invitada poseía también el mismo adorno. Paró el baile, se acercó a ella, la abofeteó y le cortó la rosa y todo el cabello de alrededor. Luego siguió bailando tan pancha.

Carlos III de España (1716-1788)
Muy ordenado y metódico, tenía que tener todo siempre bien planificado. Poseía una taza que era su favorita para beber chocolate y no concebía beber en otra.
Contaba a su padre en cartas todas sus cosas con pelos y señales, incluido como perdió su virginidad la noche de bodas con su amada esposa.

María Josefa Amalia de Sajonia (1803-1829)
Más que extravagancia o manía podemos denominar curiosidad al comienzo del reinado de esta mujer.
Toda su vida había vivido en un convento bajo las normas de la vida monacal. Al prometerla con 13 años con Fernando VII, rey de España, que entonces contaba con 35, se le informó que debía pasar la noche de bodas en su cama.
Horrorizada, la mujer se negó alegando que en el convento le habían dicho que eso era pecado.
Fue necesaria una carta del Papa Pió VII, explicándole que era su obligación y que era algo permitido por la Iglesia.
Por fin después de meses iban a consumar su matrimonio, pero, al ver la reina al rey desnudo, y excitado, dirigirse hacia ella a penetrarla sin precalentamientos, se puso a gritar, meándose la pobre encima y también haciendo “aguas mayores”, salpicando al rey que huyó muy enfadado de la alcoba. Además no se entendían pues ella hablaba alemán y él español.
Cabe decir que era conocido en la época que el miembro viril del rey era de tamaño descomunal, teniendo que usar una almohadilla con un agujero en el medio para no penetrar hasta el fondo…
Digamos que no fue una noche de bodas romántica.

Isabel II de España, La Chata (1833-1888)
Cabe mencionar entre todas las extravagancias o manías, las curiosidades y anécdotas de esta mujer.
Fue una mujer muy independiente que quería casarse por amor,sin embargo la prometieron a su primo, Francisco de Asís, que era muy afeminado, y al que Isabel le llamaba Paquita precisamente por su poca masculinidad.
Dijo de su noche de bodas, que llevaba más encajes que ella en la ropa interior. Dicen que no se llegó a consumar el matrimonio y el pueblo llamaba al rey Paco Natillas al que le cantaban “Paco natillas es de pasta y flora, y mea de cuclillas como una señora“.
Isabel sin embargo gustaba del sexo y se dice que llegó a tener tantos amantes masculinos como su marido, y que el heredero Alfonso XIII no era del rey, si no de Jose María Ruiz de Arana o el general Serrano (del que se había enamorado antes de la boda) al que llamaban “el general bonito”. En la época hubo muchos dibujos de revistas satíricas alusivos a las artes amatorias de la reina.

Última edición por isis fecha: 16-may-2017 a las 23:18
Responder Con Cita
  #4  
Viejo 16-may-2017, 21:58
Avatar de Pulp
Pulp Pulp está desconectada
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: ago 2016
Mensajes: 175
No hay fotos?
Responder Con Cita
  #5  
Viejo 16-may-2017, 23:02
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por Pulp Ver Mensaje
No hay fotos?
Puedes aportar al hilo lo que quieras, y con fotos
Responder Con Cita
  #6  
Viejo 16-may-2017, 23:11
Roxas Roxas está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: abr 2016
Mensajes: 301
Jo justo el de Paquita pone que hay imagen y no hay, por lo menos borra esa parte
Responder Con Cita
  #7  
Viejo 16-may-2017, 23:12
Achomurciano Achomurciano está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Mensajes: 50
El problema del Emú

A finales de la Primera Guerra Mundial muchos soldados británicos y australianos recibieron tierras (muchas veces muy alejadas) en Australia Occidental, donde comenzaron a cultivar el trigo convirtiendo el área en una próspera región. Sin embargo, los precios del grano comenzaron a bajar y los agricultores se sintieron más y más desamparados a medida que 1929 (y la Gran Depresión) se iban acercando.

Pero como si no fuera suficiente con los problemas económicos globales, una población considerable de emús comenzó a moverse más y más cerca de los cultivos de estos agricultores. Las fértiles pero secas tierras de Australia Occidental se habían visto muy beneficiadas con la construcción de sistemas de riego y se convirtieron en un hogar incomparable para las aves.

Como si fuera poco con la destrucción de los cultivos, los emús se caracterizaban por romper las cercas, permitiendo que animales más pequeños y dañinos (principalmente conejos) entraran a los sembradíos. Se calcula que una población de más de 20 mil emús penetró en algunos años a la región, para desgracia de los agricultores.



Comienza el conflicto

Preocupado por la situación de los agricultores (que ya estaban al borde de una crisis por culpa de los bajos precios del trigo), el gobierno australiano comenzó una campaña para desalojar a los emús de la región. Aconsejados por veteranos de la guerra que cultivaban estas regiones, decidieron enviar vehículos con ametralladoras para evitar la entrada de los pájaros. El gobierno vio en esta campaña una oportunidad de reconciliarse con los agricultores, de entrenar a su fuerzas militares y de solucionar el problema de las aves a un bajo precio (pues los campesinos se comprometían a dar cobijo y alimento a las tropas que llegaran), por lo que aceptó la propuesta.


En octubre de 1932 el Mayor G. P. W. Meredith quedó al mando de la operación por comenzar. El 2 de noviembre, tras esperar que las lluvias permitieran el movimiento de las ametralladoras, la “guerra” comenzó.

La Guerra del Emú

A pesar de que se trató de una minúscula fuerza militar (originalmente, apenas dos vehículos armados con ametralladoras automáticas Lewis), la operación pronto se denominó “Guerra del Emú” por la opinión pública australiana. Se esperaba cobrar la vida de miles de aves en pocos días y usar sus pieles y plumas para mejorar la delicada situación económica de los campesinos. Puntualmente, se esperaba que en los inicios de la operación se podría retornar con la piel de 100 emús.

La defensa de las aves

Pero como podrán imaginar, la situación no fue tan sencilla como lo creían los soldados. Al principio todo comenzó bien: un grupo de unos 50 emús se localizó aquel 2 de noviembre y, pese a las dificultades para “emboscarlos” (pues la manada se dividió en varios grupos más pequeños), los soldados fueron capaces de matar algunos. En total, ese día algo más de una quincena de aves cayeron ante las balas.

El 4 de noviembre la tropa por fin encontró una manada grande, de unas mil aves. Lograron acercarse en silencio, pero al abrir fuego la manada huyó despavorida y, para terminar, la ametralladora se trabó. Solo 12 de los emús cayeron ante las balas.



En total, las aves muertas se calcularon entre 50 y 500, y la operación se canceló debido a su ineficacia. Pero la guerra no había terminado.

La segunda ofensiva del ejército

Luego de la retirada, una sequía hizo que miles de emús arribaran a la región. Los campesinos, desesperados, solicitaron de nuevo asistencia gubernamental. Apenas 11 días luego de las primeras operaciones, nuevas ametralladoras arribaron a la región.

Pero los emús parecían mejor preparados que antes. De acuerdo con Meredith, comandante de la operación

“Si tuviéramos una división militar con la capacidad de resistencia de estas aves, podría enfrentarse a cualquier ejército del mundo. Eran capaces de enfrentarse a las ametralladoras con la invulnerabilidad de un tanque. Son como los Zulúes”.
Pese a los esfuerzos de las tropas, varios vehículos se estrellaron y los emús parecían resistir incólumes todas las ofensivas. Apenas una decena de bajas se conseguían en cada ataque, lo que hacía extremadamente ineficiente a los esfuerzos del ejército. Al final, pese a la insistencia de los campesinos, la operación volvió a cancelarse.

Nuevos ataques en los 1930’s

Pese a los inconvenientes, los agricultores volvieron a solicitar ayuda del gobierno, que se negó a enviar nuevas tropas a hacer el ridículo en Australia Occidental. A cambio, organizó un sistema de recompensas que se probaría exitoso y cobraría la vida de más de 50 mil emús solo en un periodo de 6 meses en 1934.

Al final, los emús fueron de alguna manera derrotados, pero nadie olvidará el día en que pusieron en ridículo a las tropas y las ametralladoras australianas.
Responder Con Cita
  #8  
Viejo 16-may-2017, 23:18
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por Roxas Ver Mensaje
Jo justo el de Paquita pone que hay imagen y no hay, por lo menos borra esa parte
Hecho


@Achomurciano buen aporte, no conocia la guerra de los emus XDDD

Última edición por isis fecha: 16-may-2017 a las 23:22
Responder Con Cita
  #9  
Viejo 17-may-2017, 20:45
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Elisa Sánchez Loriga y Marcela Gracia Ibeas, el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en España (1901)
Elisa Sánchez Loriga y Marcela Gracia Ibeas, el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en España (1901)Cada vez son más los países en los que se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. En España la ley que permitía estas uniones fue aprobada el 3 de julio de 2005 por el gobierno que presidía José Luis Rodríguez Zapatero. Pero si echamos la vista atrás, muchas han sido las parejas homosexuales que han convivido juntas a lo largo de la Historia, aunque, lamentablemente, no podían hacerlo de forma pública ni legal. Entre las muchísimas historias curiosas que existen podemos encontrarnos la que protagonizaron Elisa Sánchez Loriga y Marcela Gracia Ibeas en el año 1901, siendo la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio en nuestro país. Antes de protagonizar esa boda (que relataré más adelante) vivieron un romance de juventud que fue interrumpido cuando los padres de Marcela se enteraron de la relación homosexual de su hija y la enviaron a estudiar magisterio a Madrid (tenía 18 años de edad).

Unos años después (1901) a su vuelta a Coruña retomaron la relación y decidieron vivir juntas, por lo que una de ellas (Elisa, cinco años mayor que Marcela) decidió travestirse de hombre y se hacía llamar Mario (identidad que era de un primo suyo fallecido poco antes en un naufragio). Se presentaron ante un párroco y le hicieron creer una rocambolesca historia que acabó una boda celebrada en la Iglesia de San Jorge el 8 de junio de 1901. Tiempo después los chismorreos entre vecinos hicieron destapar la verdad, siendo excomulgadas por el religioso y denunciadas ante la autoridad, por lo que decidieron huir y se les perdió el rastro para siempre.



Edward y Mala: amor en el Campo de concentración de Auschwitz
La de Edward Galinski y Mala Zimetbaum fue una historia de amor con final trágico que tuvo lugar en un campo de concentración. El joven polaco de 18 años de edad fue a parar a Auschwitz en 1943 y un año después conoció a otra de las internas de aquel lugar, una belga de 25 años de edad llamada Mala. El flechazo entre ambos fue inmediato y tuvieron la suerte de que podían verse con frecuencia gracias a que él realizaba trabajos de mantenimiento en las instalaciones del campo y a ella la utilizaban los guardias como traductora al tener un perfecto dominio de cinco idiomas (polaco, alemán, holandés, francés e italiano). Esto les permitía moverse con soltura por Auschwitz y tener apasionados encuentros a escondidas en cualquier barracón.

Pero no se conformaban con vivir su amor a escondidas (como si de Romeo y Julieta se tratase) y decidieron fugarse de aquel lugar. Lo consiguieron, pero la denuncia a la policía de un tendero al que fueron a venderle una pieza de oro (con el fin de poder subsistir) hizo que fueran detenidos, llevados de nuevo a Auschwitz y quedasen incomunicados a la espera de ser ejecutados. El 15 de septiembre de 1944 Mala se quitó la vida cortándose las venas cuando iba a ser llevada a la horca. Por su parte, Edward (que sí que fue llevado hasta el cadalso) saltó cuando ya tenía la soga puesta al cuello, sin esperar a que la trampilla fuese accionada.



El amor interracial de Richard y Mildred Loving
En 1958 Richard Loving y Mildred Jeter se casaron en Washington DC, uno de los pocos lugares que, por aquel entonces, estaba autorizado el matrimonio interracial. Provenían del sureño Condado de Caroline, en el Estado de Virginia, lugar donde deseaban seguir viviendo, crear su familia y criar a sus hijos. El inconveniente de residir en ese Estado estaba en que violaban la Ley de Integridad Racial que llevaba en vigor desde 1924 y por la cual estaban prohibidas las uniones sentimentales entre personas de diferente piel de color. Esto les provocó múltiples problemas, entre ellos el ser juzgados y llevados a prisión durante un año. Decidieron recurrir a dicha ley a través del fiscal del Estado Robert Kennedy y el 12 de junio de 1967 la Corte Suprema les dio la razón, dictaminando que la ley de 1924 era anticonstitucional. Su caso fue mundialmente conocido como ‘Loving vs Virginia’ y a partir de entonces sirvió como precedente a miles de recursos que presentaron otras parejas en su misma situación.



Amor más allá de la muerte entre una católica y un protestante
En 1842, envueltos en un gran escándalo, contraía matrimonio el coronel de caballería Van Gorcum (de 33 años de edad) con Josephine una joven de 22 años y heredera de la familia Van Aefferden, una de las más insignes de los Países Bajos. El problema no era la diferencia de edad (algo muy común en la época) sino las diferentes confesiones religiosas de cada uno: él protestante y ella católica. Esto los llevó a ser señalados continuamente, a ser repudiados por sus propias familias y a vivir envueltos de continuos conflictos. Pero el amor que se profesaban ambos estaba muy por encima de lo que pensasen todos los demás, aunque ninguno de los dos quiso renunciar a sus creencias, por lo que vivieron el resto de sus vidas cada uno acogido a su confesión.

Pero llegó el día en el que Van Gorcum falleció (en 1880) y tuvo que ser enterrado y como su tradición y creencia religiosa debía hacerlo en el lugar reservado para los protestantes en el cementerio de Roermond. Pero una idea ingeniosa haría que, a pesar de cavar enterrados en distintas partes del cementerio, pudiesen estar juntos para toda la eternidad: comprando dos parcelas que estuvieran en paralelo a uno y otro lado del muro que separaba el área de los protestantes y el de los católicos. Así fue como en 1888, tras fallecer Josephine, ésta fue enterrada justo al lado de su amado y añorado esposo, siendo levantado un monumento fúnebre a cada lado que quedaba unido sobre la pared con dos manos que se entrelazaban.

Responder Con Cita
  #10  
Viejo 18-may-2017, 01:43
Marin Marin está desconectada
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: oct 2012
Mensajes: 2.830
Cita:
Originalmente Escrito por isis Ver Mensaje

El amor interracial de Richard y Mildred Loving
En 1958 Richard Loving y Mildred Jeter se casaron en Washington DC, uno de los pocos lugares que, por aquel entonces, estaba autorizado el matrimonio interracial. Provenían del sureño Condado de Caroline, en el Estado de Virginia, lugar donde deseaban seguir viviendo, crear su familia y criar a sus hijos. El inconveniente de residir en ese Estado estaba en que violaban la Ley de Integridad Racial que llevaba en vigor desde 1924 y por la cual estaban prohibidas las uniones sentimentales entre personas de diferente piel de color. Esto les provocó múltiples problemas, entre ellos el ser juzgados y llevados a prisión durante un año. Decidieron recurrir a dicha ley a través del fiscal del Estado Robert Kennedy y el 12 de junio de 1967 la Corte Suprema les dio la razón, dictaminando que la ley de 1924 era anticonstitucional. Su caso fue mundialmente conocido como ‘Loving vs Virginia’ y a partir de entonces sirvió como precedente a miles de recursos que presentaron otras parejas en su misma situación.




Me suena que hicieron una peli hace poco de esta historia

Guardar
__________________
¡Que vuelvan los subforos!
Responder Con Cita
  #11  
Viejo 18-may-2017, 08:20
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por Marin Ver Mensaje
Me suena que hicieron una peli hace poco de esta historia

Guardar
Ahora que lo dices si, hay una peli. Pero no recuerdo el nombre
Responder Con Cita
  #12  
Viejo 18-may-2017, 20:51
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
LOS REYES MAGOS

Los Reyes Magos, los Tres Hombres Sabios, sus Majestades de Oriente... Tiene muchos nombres, pero todos, especialmente los niños, saben quiénes son: los tres hombres que se guiaron por una estrella para llegar hasta el portal de Belén y adorar al Niño Jesús.

Gracias a ese momento bíblico, que ha pasado a la tradición como la Epifanía, los niños (y muchos adultos) se despiertan el 6 de enero con regalos. El día de Reyes es fiesta nacional, y seguro que lo llevas celebrando desde hace años. Pero, ¿sabes de dónde viene el mito y quiénes fueron realmente Melchor, Gaspar y Baltasar?

1. LOS NOMBRES
Los Reyes Magos no recibieron su nombre en la Biblia, sino cientos de años después. Hay que avanzar hasta el siglo V para encontrar referencias similares a los nombres actuales en dos textos, el Excerpta latina bárbari, que menciona a Melichior, Gathaspa y Bithisarea, y en uno de los evangelios apócrifos, los que más información contienen sobre ellos, donde se les llama Balthazar, Melkon y Gaspard.
Cada cultura ha asignado nombres diferentes a estas figuras; los griegos los llamaron Appellicon, Amerín y Damascón; los hebreos, Magalath, Galgalath y Serakín; y los sirios, Larvandad, Hormisdas y Gushnasaph.

2. NO SON TRES
La Biblia tampoco menciona que fueran específicamente tres; la tradición los redujo a esa cantidad por el número de regalos que llevaban. De hecho, los armenios creen que eran 12 los que fueron a adorar al Niño llegados de Oriente, y les dan 12 nombres diferentes, ninguno de los cuales aparece tampoco en el libro sagrado cristiano.

3. NI TAMPOCO SON NECESARIAMENTE REYES
La palabra "mago" proviene del persa (magusha) y el acadio (magushu), que derivaron en el griego "μαγός" (magós) y luego al latín "magi". Los griegos empleaban la palabra magós para referirse a hombres sabios, no hechiceros. Más específicamente, a hombres de Ciencia, especialmente de los astros.
Por todo ello, la Biblia no menciona que fueran reyes, sólo "sabios". Según el Evangelio de San Mateo, tenían conocimiento de las Sagradas Escrituras, y los historiadores apuntan a que podrían haber pertenecido a la religión zoroastra o ser parte de la casta sacerdotal medo-persa.
En los evangelios apócrifos se dice que tenían lazos familiares, y que los acompañaban, quizá escoltaban, tres legiones de soldados: una de Persia, otra de Babilonia y otra de Asia.


4. REPRESENTANTES DE...
Los Reyes Magos representan muchas cosas. Los expertos han identificado que muestran las tres edades del hombre: la vejez (Melchor), la madurez (Baltasar) y la juventud (Gaspar); también funcionan como símbolos de las tres razas que se conocían en la época: asiática (Gaspar), blanca (Melchor) y negra (Baltasar).
Se les ha hecho representantes de los tres continentes que se creían que existían en aquella época, Asia (Gaspar), África (Baltasar) y Europa (Melchor), representados también en los animales que la tradición sostiene que los transportaban: un elefante, un camello y un caballo.

5. ¿ANDALUCES?
¿De dónde venían? Es la pregunta que se hacen muchos historiadores y teólogos, y para la que no hay respuesta clara. "Oriente", en la época, podía referirse a Babilonia, Persia, Arabia o quizá más allá.
Sin embargo, en La infancia de Jesús, el libro sobre la niñez de Cristo escrito por el papa Benedicto XVI, se dice que los Reyes Magos probablemente no venían de Oriente sino de Tartessos, una zona que los historiadores ubican entre Huelva, Cádiz y Sevilla.
Es decir, según la máxima autoridad de la Iglesia, incapaz de equivocarse, los Reyes Magos eran... andaluces.

6. LOS REGALOS ORIGINALES
Según la Biblia, los Reyes llevaban tres regalos: oro, incienso y mirra. Los siglos posteriores fueron ahondando en el significado de cada uno de los presentes.
El oro de Melchor es un regalo de reyes, la naturaleza de Jesús entre los suyos; el incienso de Gaspar, su origen divino, se utiliza en el culto en los altares; y la mirra de Baltasar, un compuesto para embalsamar, presagia su futura muerte.

7. LA ESTRELLA
Según la Biblia, los Reyes llegaron al portal guiados por una estrella. Astrónomos y todo tipo de científicos estelares han especulado sobre múltiples posibles orígenes de esta leyenda, muchos de ellos relacionados con Júpiter, que entonces se creía que era un astro, o un cometa.
Recientemente, expertos del Instituto de Astrofísica de Canarias han propuesto que fue una combinación de varios fenómenos astronómicos.

8. LA LIARON PARDA
Aunque su viaje fue motivado por el buen propósito de adorar al Niño, los Reyes desencadenaron un montón de hechos horribles. Cuando llegaron a Judea, su presencia alertó a Herodes, que los interceptó y les pidió que le informaran sobre su misión, con la secreta intención de matar al recién nacido.
Un ángel tuvo que bajar y advertirles del peligro, por lo que tomaron otra ruta de vuelta para no pasar por el palacio, pero Herodes, mosqueado, ordenó entonces la Matanza de los Inocentes, incapaz de distinguir a Jesús de entre todos los recién nacidos.

9. ¿QUÉ FUE DE ELLOS?
Según una leyenda, después de ser bautizados y convertirse al Cristianismo, Melchor, Gaspar y Baltasar murieron en Saba, y sus restos fueron trasladados a Constantinopla. Las reliquias de los Reyes Magos llegaron a Milán de manos del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Federico Barbarroja, que se las entregó al Arzobispo de Colonia en 1164.
El Relicario de los Tres Reyes que las contiene es un gran sarcófago triple, dorado y ricamente decorado, colocado encima y detrás del altar mayor de Catedral de Colonia. Cada año atrae a miles de visitantes, pues además de su interés religioso y artístico, es el relicario más grande del mundo occidental.

10. ¿DÓNDE SE CELEBRA?
El día 6 de enero es festivo en Cuba, España, México, Puerto Rico, República Dominicana, Paraguay, Uruguay, Colombia y Venezuela. Las cabalgatas han llegado hasta a países no hispanos, como República Checa o Polonia.
En Argentina, Portugal y México también comen roscón, pero introducen variaciones regionales que incluyen ingredientes o bebidas como el ate, atole, jalea de guayaba o dulce de leche. En Francia toman la Galette des Rois, que se hace con masa de hojaldre y se puede rellenar con una crema a base de almendras molidas, azúcar, algo de mantequilla y yema de huevo.

11. EL ROSCÓN
En Europa, el dulce tradicional del día de Reyes deriva de las saturnales romanas,fiestas dedicadas al dios Saturno en las que se celebraba el alargamiento de los días tras el solsticio de invierno. Los romanos preparaban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, en cuyo interior se introducía un haba seca; el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes.
Con el tiempo, el haba acabó siendo ejemplo de mala suerte; a quien le toque debe pagar el roscón u organizar la siguiente fiesta. En su lugar, da buena fortuna las figuritas o sorpresas que también se introducen en el bollo en la actualidad.

12. ¿POR QUÉ LOS NIÑOS MALOS RECIBEN CARBÓN?
Los Reyes Magos obsequiaban a todos los niños, pero llegó a sus oídos que no todos eran buenos.
Para estudiar quién merecía regalos y quién no, enviaron a su paje Carbonilla a vigilarlos, y éste decidió que los malos serían castigados con un trozo de carbón, un material que se encontraba fácilmente en todas las casas en el pasado, ya que hacía frío por éstas fechas. En esencia, un regalo inútil.
Con el tiempo, el carbón de convirtió en dulce porque a los Reyes no les gusta castigar. Es más bien una advertencia para que los que han sido malos cambien su comportamiento al año siguiente.
Responder Con Cita
  #13  
Viejo 19-may-2017, 00:29
Bloody M Bloody M está desconectada
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Undefined
Mensajes: 4
Qué chulo este hilo. La historia tiene muchísimas curiosidades, como el año sin verano (1816), o las muertes absurdas de algunos personajes famosos. Me quedo por aquí!
Responder Con Cita
  #14  
Viejo 19-may-2017, 02:51
Avatar de Roberto
Roberto Roberto está desconectada
Littleboy
 
Fecha de Ingreso: ago 2015
Lugar: Murcia
Mensajes: 3.865
Me gustó el hilo.
Veremos si puedo subir algo.
Responder Con Cita
  #15  
Viejo 19-may-2017, 08:17
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por Bloody M Ver Mensaje
Qué chulo este hilo. La historia tiene muchísimas curiosidades, como el año sin verano (1816), o las muertes absurdas de algunos personajes famosos. Me quedo por aquí!
El año son verano?
Cuenta alomitas:
Responder Con Cita
  #16  
Viejo 19-may-2017, 11:17
Bloody M Bloody M está desconectada
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Undefined
Mensajes: 4
Cita:
Originalmente Escrito por isis Ver Mensaje
El año son verano?
Cuenta alomitas:
Pues tampoco sé mucho del tema, solo que por ejemplo, en la Edad Media el clima era muy caluroso (óptimo climático medieval) y que a partir de 1300 la cosa pegó un vuelco y el clima en general fue muy frío en toda Europa hasta 1850 o así (pequeña Edad de Hielo). Entonces entre eso y que explotó no sé qué volcán en 1815, pues el verano de 1816 casi no existió.

Aparte de eso, recuerdo hace años, en los típicos días de invierno crudo que nieva y que se está genial en casa con una mantita, ponerme a curiosear reportajes acerca de estas cosas, y leer crónicas de ríos desbordándose, mucho más de lo que hacen ahora. O las nevadas que hubo entre Asturias y Cantabria en 1888 que provocaron muchos muertos y mantuvieron aislada a mucha gente meses.

En fin, que nos quejamos de cambio climático pero mejor para arriba en la escala Celsius que para abajo xDDD
Responder Con Cita
  #17  
Viejo 19-may-2017, 11:27
atac atac está desconectada
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: feb 2017
Mensajes: 350
Q hayas naciso isisi si q es una curiosidad de la historia, porq cojones tus viejos te parieron
Responder Con Cita
  #18  
Viejo 19-may-2017, 11:28
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Eso lo desconocía, la historia es tan abundante que es imposible saberlo todo.
Responder Con Cita
  #19  
Viejo 19-may-2017, 11:29
Avatar de Adolescente
Adolescente Adolescente está desconectada
Трудовые резервы фронty
 
Fecha de Ingreso: dic 2013
Lugar: san pedro sula
Mensajes: 1.764
5. ¿ANDALUCES?
¿De dónde venían? Es la pregunta que se hacen muchos historiadores y teólogos, y para la que no hay respuesta clara. "Oriente", en la época, podía referirse a Babilonia, Persia, Arabia o quizá más allá.
Sin embargo, en La infancia de Jesús, el libro sobre la niñez de Cristo escrito por el papa Benedicto XVI, se dice que los Reyes Magos probablemente no venían de Oriente sino de Tartessos, una zona que los historiadores ubican entre Huelva, Cádiz y Sevilla.
Es decir, según la máxima autoridad de la Iglesia, incapaz de equivocarse, los Reyes Magos eran... andaluces.


__________________
saludos by adolesente
Responder Con Cita
  #20  
Viejo 19-may-2017, 22:11
geru geru está desconectada
holaaaa :D
 
Fecha de Ingreso: ago 2016
Mensajes: 125
Cita:
Originalmente Escrito por isis Ver Mensaje
Juana I de Castilla (1479-1555)
De sobra conocida por todos, loca para algunos, mujer adelantada a su época para otros, estaba obsesionada con su marido Felipe de Habsburgo; de todos es sabido que buscaba entre las mujeres más feas para que fuesen damas de la corte y su esposo no se fijara en ellas. Una vez fallecido acompañó su cadáver estando embarazada, y cada cierto tiempo le era permitido abrir su ataúd para besarlo y abrazarlo.
Cabe decir que el futuro rey de España que sería Carlos I, nació en el retrete, dado que Juana, a pesar de estar en avanzado estado de gestación acudió a un baile que se daba ese día con el fin de no dejar a su marido solo durante el mismo.

Reina Cristina de Suecia (1626-1689)
Una de las reinas más conocidas de la historia, pero quizás no es de todos conocido su profundo odio a las pulgas (que por esa época habitaban en todas partes), que llegó a tal extremo que mandó construir un cañón en miniatura de unos 15cm, para dispararles cada vez que las veía. Dicho cañón aún se conserva en el Arsenal de Estocolmo.

Felipe V de España (1683-1746)
Éste es un caso muy curioso; Debido a su carácter en exceso melancólico, fue cayendo poco a poco en la locura, hasta que una tarde de octubre de 1717 creyó que el sol le atacaba mientras montaba a caballo y que la muerte lo perseguía.
A raíz de esto, no se dejaba cortar el pelo ni las uñas por miedo a que sus males aumentasen, llegando a crecerle las uñas de los pies tanto, que no podía caminar. Creía estar muerto y preguntaba a sus lacayos el porqué no lo habían enterrado; se tocaba y decía que le faltaban los brazos y las piernas.
Además, se le metió en la cabeza que lo iban a envenenar a través de las telas de su camisa por lo que estuvo un año sin cambiársela.
Se obsesionó con que su ropa y la de su segunda esposa (Isabel de Farnesio) irradiaba una luz que provenía del diablo. Sufrió un trastorno bipolar creyendo en ocasiones que era una rana.

Fernando VI de España (1713-1759)
Muy amigo de la soledad y muy extravagante, tenía pavor a defecar, así que hacía grandes esfuerzos por intentar no hacerlo, entre otras cosas, solía sentarse encima de los pomos puntiagudos de las sillas de su habitación para hacer de tapón.

Elizabeth de Baviera, Sissi (1837-1898)
Una figura muy popular sin duda, Sissi, tenía obsesión con el aspecto físico apenas comía y tenía en su habitación unas anillas y unas espalderas, instaladas para hacer deporte de forma secreta, ya que no estaba bien visto en la época que las mujeres realizaran dichos ejercicios.
Durante una época sólo se alimentaba de carne cruda y sangre de buey. Pesaba 50kg y medía 1,72. Su obsesión fue no sobrepasar nunca ese peso.
Por las noches dormía con paños húmedos ceñidos a sus caderas.
Cuando su cutis empezó a revelar las primeras arrugas, decidió prohibir que le hiciesen fotos y salía a la calle siempre con un velo puesto.
Sus extravagancias también se podían observar en otros aspectos, por ejemplo en su pasión por los clásicos literarios. Le gustaba tanto la Odisea de Homero, que realizaba viajes en barco y se ataba al mástil los días de tormenta para poder emular pasajes de la obra.
Era adicta a la cocaína pero no de la manera actual, pues antes se recetaba como uso terapéutico. Siempre viaja con una jeringuilla para poder inyectársela.
A pesar de haber tenido cuatro hijos, odiaba a los niños y decía aborrecer el olor de los bebés.

Eduardo VII de Inglaterra (1841-1910)
Le ponía muy nervioso el tintineo de las monedas, así que prohibió a cualquiera que estuviese en su presencia llevar calderilla en los bolsillos.

Luis XIV de Francia, el rey Sol (1638-1712)
A pesar de vivir en una de las cortes más refinadas, solo se bañó dos veces en su vida y gustaba de dar audiencias sentado en el retrete.
Se limpiaba la cara todas las mañanas con un paño impregnado en alcohol o saliva.
Como era muy bajito, se hizo diseñar unos tacones exclusivos, y le gustaron tanto que prohibió que nadie más que él los llevara en la Corte, so pena de muerte. En general era muy presumido, tuvo más de 1000 pelucas, desgraciadamente dada su falta de higiene debajo de ellas se acumulaban unos cuantos piojos, por lo que llevaba consigo siempre una mano de marfil con un mango para poder rascarse. Algo que era bastante usual por otra parte.

Luis XV de Francia (1710-1774)
El heredero al trono del anterior, creó en la corte la figura del portacorbatas, un criado que se dedicaba única y exclusivamente a abrochar y desabrochar la corbata del rey.

Federico II de Prusia, El Grande (1712-1786)
Tenía una obsesión con el café, tomaba muchas dosis al día y además lo preparaba con champán en vez de con agua.

Carlos II de Inglaterra (1630-1685)
Tenía una peluca que solo exhibía en ocasiones especiales, supuestamente confeccionada con vello púbico de sus amantes favoritas.

Anna de Rusia (1693-1640)
Mandó construir un palacio de hielo, en pleno invierno, para poder casar a una pareja, ejerciendo ella de maestra de ceremonias y obligando a todos los invitados a ir vestidos de payasos.
Odiaba a la mayoría de los nobles y mandó asesinar y descuartizar a algunos de ellos.

Catalina II, La Grande (1729-1796)
La que fue zarina de todas las Rusias y una gran política era además, una adicta al sexo.
Una vez fallecido su marido, el zar Pedro III, gozaba de tener unas seis relaciones al día y se dice que tenía entre 20 y 80 amantes, y que algunos eran probados antes por su médico y su alcahueta privada para aconsejarla.
En Palacio, construyó una “habitación erótica” con todo tipo de objetos con ornamentación digamos pornográfica, falos de madera, escenas sexuales, etc, algunos objetos hoy se conservan y de otros tenemos fotografías antiguas.
Su gran pasión además era practicar el voyeurismo.
Los rumores cuentan que murió de un infarto mientras era penetrada por un caballo, pero no ha sido confirmado por los historiadores.

Luisa Isabel de Orleáns, de España (1709-1742)
Lo más curiosos de esta reina es que hasta el día de su boda no tenía nombre, fue la quinta hija de Felipe II de Orleáns pero se esperaba un niño (sus cuatro hermanas eran féminas), así que apenas se preocuparon de ella y no le pusieron ni un nombre.
Al irse a casar con el heredero al trono español Luis I, su padre (el de Luis) y entonces rey, Felipe V, tiene que bautizarla, darle la comunión, confirmarla y ponerle un nombre para poder realizar la boda.
La pobre ya nació con mal pie.
Parece ser que era muy maleducada y siempre eructaba y ventoseaba en público a su llegada a España (contaba con 13 años).
En poco tiempo, sus excentricidades son el tema de conversación de toda la corte. Le encantaba correr desnuda por los jardines a cualquier hora, y no le importaba quien la viese, ni siquiera sus suegros los reyes.
Tenía una obsesión por la comida y llega a ingerir el lacre de los sobres pues nada le saciaba, además tenía pasión por los rábanos, y por la cerveza y el vino, emborrachándose con frecuencia.
Por este tipo de cosas fue encerrada en una torre aunque parece que se reformó y volvió a la corte a los pocos meses.

Isabel I de Rusia (1709-1762)
La zarina tenía un guardarropa de escándalo. Contaba con más de 15000 trajes ya que no concebía la idea de que la vieran con el mismo vestido. En los bailes se cambiaba de vestido hasta 3 veces pues al bailar sudaba. Además una vez usaba un vestido no lo ponía nunca más, para asegurarse de esto mandaba mancharlo con tinta.
Ni que decir tiene que contaba con un número parecido de zapatos y de medias.
Promulgó una ley que prohibía el uso del mismo peinado, vestido o joyas que la emperatriz.
Su vanidad no tenía límites, una vez en un baile la reina llevaba una rosa en el pelo, mientras bailaba vió como una invitada poseía también el mismo adorno. Paró el baile, se acercó a ella, la abofeteó y le cortó la rosa y todo el cabello de alrededor. Luego siguió bailando tan pancha.

Carlos III de España (1716-1788)
Muy ordenado y metódico, tenía que tener todo siempre bien planificado. Poseía una taza que era su favorita para beber chocolate y no concebía beber en otra.
Contaba a su padre en cartas todas sus cosas con pelos y señales, incluido como perdió su virginidad la noche de bodas con su amada esposa.

María Josefa Amalia de Sajonia (1803-1829)
Más que extravagancia o manía podemos denominar curiosidad al comienzo del reinado de esta mujer.
Toda su vida había vivido en un convento bajo las normas de la vida monacal. Al prometerla con 13 años con Fernando VII, rey de España, que entonces contaba con 35, se le informó que debía pasar la noche de bodas en su cama.
Horrorizada, la mujer se negó alegando que en el convento le habían dicho que eso era pecado.
Fue necesaria una carta del Papa Pió VII, explicándole que era su obligación y que era algo permitido por la Iglesia.
Por fin después de meses iban a consumar su matrimonio, pero, al ver la reina al rey desnudo, y excitado, dirigirse hacia ella a penetrarla sin precalentamientos, se puso a gritar, meándose la pobre encima y también haciendo “aguas mayores”, salpicando al rey que huyó muy enfadado de la alcoba. Además no se entendían pues ella hablaba alemán y él español.
Cabe decir que era conocido en la época que el miembro viril del rey era de tamaño descomunal, teniendo que usar una almohadilla con un agujero en el medio para no penetrar hasta el fondo…
Digamos que no fue una noche de bodas romántica.

Isabel II de España, La Chata (1833-1888)
Cabe mencionar entre todas las extravagancias o manías, las curiosidades y anécdotas de esta mujer.
Fue una mujer muy independiente que quería casarse por amor,sin embargo la prometieron a su primo, Francisco de Asís, que era muy afeminado, y al que Isabel le llamaba Paquita precisamente por su poca masculinidad.
Dijo de su noche de bodas, que llevaba más encajes que ella en la ropa interior. Dicen que no se llegó a consumar el matrimonio y el pueblo llamaba al rey Paco Natillas al que le cantaban “Paco natillas es de pasta y flora, y mea de cuclillas como una señora“.
Isabel sin embargo gustaba del sexo y se dice que llegó a tener tantos amantes masculinos como su marido, y que el heredero Alfonso XIII no era del rey, si no de Jose María Ruiz de Arana o el general Serrano (del que se había enamorado antes de la boda) al que llamaban “el general bonito”. En la época hubo muchos dibujos de revistas satíricas alusivos a las artes amatorias de la reina.

Alfonso XIII era nieto de Isabel, el hijo era Alfonso XII, quien restauró la monarquía tras la I República
Responder Con Cita
  #21  
Viejo 19-may-2017, 22:14
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por geru Ver Mensaje
Alfonso XIII era nieto de Isabel, el hijo era Alfonso XII, quien restauró la monarquía tras la I República
Es verdad se les ha colado un palito, no me había dado cuenta
Responder Con Cita
  #22  
Viejo 19-may-2017, 22:15
geru geru está desconectada
holaaaa :D
 
Fecha de Ingreso: ago 2016
Mensajes: 125
Sobre curiosidades históricas, en la Inglaterra de la era victoriana había peleas organizadas entre ratas, donde se hacían apuestas, y fueron tan cotizadas que en poco tiempo dejaron prácticamente liquidada la población de estos animales, y tuvieron que traerlas de fuera llegando a pagar buenas cantidades de dinero. Había uno que le llevaba ratas a la misma Reina porque creo que le gustaban de mascota
Responder Con Cita
  #23  
Viejo 19-may-2017, 23:37
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por geru Ver Mensaje
Sobre curiosidades históricas, en la Inglaterra de la era victoriana había peleas organizadas entre ratas, donde se hacían apuestas, y fueron tan cotizadas que en poco tiempo dejaron prácticamente liquidada la población de estos animales, y tuvieron que traerlas de fuera llegando a pagar buenas cantidades de dinero. Había uno que le llevaba ratas a la misma Reina porque creo que le gustaban de mascota
En vez de peleas de gallos de ratas... No creo que me gustara mucho el espectáculo
Responder Con Cita
  #24  
Viejo 19-may-2017, 23:40
geru geru está desconectada
holaaaa :D
 
Fecha de Ingreso: ago 2016
Mensajes: 125
Cita:
Originalmente Escrito por isis Ver Mensaje
En vez de peleas de gallos de ratas... No creo que me gustara mucho el espectáculo
No, perdona, lo he dicho mal.... dejaban en un escenario unos perros sueltos y empezaban a soltar ratas, y ganaba el perro que más pillara. Billy pilló 100 ratas en 5 minutos y medio

Dejo link: http://www.erroreshistoricos.com/cur...ra-perros.html
Responder Con Cita
  #25  
Viejo 19-may-2017, 23:42
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Cita:
Originalmente Escrito por geru Ver Mensaje
No, perdona, lo he dicho mal.... dejaban en un escenario unos perros sueltos y empezaban a soltar ratas, y ganaba el perro que más pillara. Billy pilló 100 ratas en 5 minutos y medio

Dejo link: http://www.erroreshistoricos.com/cur...ra-perros.html
He terminado de cenar hace media hora mañana le echo un vistazo, me da a mi que no va a ser agradable
Responder Con Cita
  #26  
Viejo 20-may-2017, 16:14
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
CURIOSIDADES SOBRE EGIPTO

1. Las mujeres egipcias gozaban de una amplia gama de derechos y libertades.
Si bien pública y socialmente las mujeres egipcias eran vistas como inferiores a los hombres, disfrutaban de una gran independencia jurídica y financiera. Podían comprar y vender propiedades, ejercer como jurados, testar y celebrar contratos legales. Las mujeres egipcias en general no solían trabajar fuera de casa, pero las que sí lo hacían percibían el mismo salario que los hombres. A diferencia de las mujeres griegas que eran propiedad de sus maridos, las egipcias tenían derecho a divorciarse y volverse a casar. Incluso negociaban contratos prenupciales en los que se incluían todos los bienes y riquezas que la mujer aportaba al matrimonio y eran compensadas por ello en caso de divorcio.


2. Las pirámides no fueron construidas por esclavos
La vida de un constructor de pirámides desde luego no era fácil -los esqueletos de estos trabajadores muestran signos de artritis y otras dolencias-, pero las evidencias sugieren que estas construcciones no fueron levantadas por esclavos, sino por trabajadores asalariados. Estos trabajadores eran artesanos y obreros temporales. Un grafiti encontrado cerca de estos monumentos sugiere que a menudo las cuadrillas de obreros se ponían nombres chistosos como los "borrachos de Micerinos", o los "Amigos de Khufu". La idea de que los esclavos construyeron las pirámides a golpe de látigo la sugirió el historiador griego Heródoto en el siglo V a.C., pero hoy en día los historiadores coinciden en que eso es un mito. Es cierto que los egipcios tenían esclavos, pero los utilizaban como sirvientes domésticos.


3. Cleopatra no era egipcia
Aunque Cleopatra VII nació en Alejandría, en realidad formaba parte de una larga estirpe de macedonios descendientes de Ptolomeo I, uno de los lugartenientes de mayor confianza de Alejandro Magno. La dinastía ptolemaica gobernó Egipto desde 323 a.C. hasta 30 a.C., y la mayoría de sus líderes mantuvo su cultura griega. De hecho, Cleopatra fue uno de los primeros miembros de la dinastía ptolemaica que aprendió a hablar la lengua egipcia.


4. A Tutankamón lo pudo haber matado un hipopótamo
Se sabe muy poco sobre la vida del faraón niño Tutankamon, pero algunos historiadores creen saber cómo murió. Estudios de la momia del joven rey muestran que fue embalsamado sin su corazón y sin su caja torácica. Este cambio drástico en las prácticas funerarias tradicionales sugiere que pudo haber sufrido una lesión terrible antes de su muerte. Según algunos egiptólogos, la causa más probable de esta herida habría sido la mordedura de un hipopótamo. Los egipcios eran muy aficionados a la caza, y si el niño-rey participaba en cacerías peligrosas su muerte pudo haber sido a causa de un accidente en una de estas cacerías.


5. Los egipcios tenían muchas mascotas
Los egipcios veían a los animales como encarnaciones de los dioses y fueron una de las primeras civilizaciones en tener animales domésticos. Eran especialmente aficionados a los gatos, que asociaban con la diosa Bastet, pero también sentían una especial reverencia por los halcones, ibis, perros, leones y monos. Muchos de estos animales ocupaban un lugar especial en la casa egipcia y a menudo eran momificados y enterrados con sus amos después de su muerte. Otros eran utilizados para trabajar, como perros y monos que eran adiestrados para patrullar junto a los oficiales que velaban por la seguridad.


6. Cuestión de barbas
¿Nunca os ha llamado la atención al contemplar las estatuas de los faraones que unas tienen la barba recta y otras curvada? Si está recta, es una representación del faraón vivo, pero si la barba es curvada quiere decir que el faraón ya ha sido divinizado (o sea, ha muerto).
Ha recibido 954 puntos

7. Los trabajadores egipcios organizaban huelgas
A pesar de que el faraón era considerado como una especie de dios viviente, los trabajadores egipcios no tenían miedo de protestar por una mejora de sus condiciones laborales. El ejemplo más famoso se produjo durante el reinado de Ramsés III. Cuando los trabajadores que participaban en la construcción de la necrópolis real de Deir el-Medina no recibieron su pago habitual en grano, se organizó una de las primeras huelgas de las que se tiene constancia en la historia. La protesta se hizo en forma de sentada: los trabajadores entraron en los templos cercanos y se negaron a salir hasta que sus quejas fueran escuchadas. Funcionó, y a los obreros se les pagó lo que se les debía.

8. Los faraones egipcios a menudo tenían sobrepeso
La dieta egipcia a base de cerveza, vino, pan y miel tenía un alto contenido de azúcar y los estudios muestran los estragos que pudo haber hecho en las cinturas reales. Los exámenes de momias indican que muchos gobernantes egipcios tenían sobrepeso, e incluso eran diabéticos. Un ejemplo notable es la legendaria reina Hatshepsut: mientras que en su sarcófago aparece representada como esbelta y atlética, los historiadores creen que en realidad era obesa y calva.


9. El luto
Para los antiguos egipcios, el color para el luto no era el negro, sino el BLANCO. El color negro no era símbolo de fatalidad, sino de fortuna. Las riberas del Nilo quedaban negras al verse cubiertas del abundante limo tras una crecida. Eso era presagio de que habría una buena cosecha.

10. El tamaño era importante
La longitud del vendaje de una momia es de aproximadamente 800 metros. Esta medida garantizaba un perfecto y total recubrimiento del cuerpo.

11. Comenzar con un buen pie
¿Por qué las estatuas dioses y faraones tienen siempre el pie izquierdo hacia delante? Pues porque ese lado (el izquierdo) representa el corazón, la vida. Para los antiguos egipcios eso era de suma importancia. Por ello podemos ver algunos templos en cuyos pilonos principales los relieves de la parte izquierda han sido machacados por los enemigos. Así, se garantizaba la destrucción de aquel a quien querías hacer caer en el olvido.

12. La cirugía estética
En el siglo XV antes de Cristo, en el antiguo Egipto, se practicaba la cirugía estética, pues arqueólogos alemanes y egipcios han encontrados pruebas no solo de momificaciones para conservar los cuerpos sino también técnicas quirúrgicas para hacer prótesis, como es el caso de una joven que se amputó un dedo y se le sustituyó por uno de madera, sujeto con una banda de cuero.

13. Los antiguos egipcios forjaron uno de los tratados de paz más antiguos de la historia.
Durante más de dos siglos los egipcios lucharon contra el Imperio Hitita por el control de las tierras de la actual Siria. El conflicto dio lugar a enfrentamientos sangrientos como la batalla de Kadesh, en 1274 a.C. Como egipcios e hititas debían hacer frente también a las amenazas de otros pueblos, en 1259 a.C. Ramsés II y el rey hitita Hattusili III negociaron un famoso tratado de paz. Este acuerdo puso fin al conflicto y decretó que los dos reinos se ayudarían mutuamente en caso de invasión por parte de un tercero. El tratado egipcio-hitita es considerado uno de los primeros de los que se tiene noticia, y se puede ver una copia en la entrada del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en Nueva York.


14. Hombres y mujeres se maquillaban
La vanidad es tan antigua como la civilización y los egipcios no fueron una excepción. Tanto los hombres como las mujeres llevaban grandes cantidades de maquillaje, que según ellos les brindaba la protección de Horus y Ra. Los cosméticos los fabricaban moliendo minerales como la malaquita y la galena, y con esta mezcla obtenían una sustancia llamada "khol" que aplicaban alrededor de los ojos con instrumentos hechos de madera, hueso y marfil. Las mujeres también aplicaban pintura roja a sus mejillas y teñían sus manos y sus uñas con henna. Ambos sexos utilizaban perfumes a base de aceite, mirra y canela. Los egipcios creían que su maquillaje tenía poderes curativos, y no iban del todo desencaminados: se ha demostrado que los cosméticos a base de plomo usados a lo largo del valle del Nilo ayudaban a evitar infecciones en los ojos.

15. Los médicos egipcios estaban especializados
Los médicos de la Antigüedad se dedicaban normalmente a la "medicina general", pero las evidencias demuestran que los médicos egipcios muchas veces se centraban en la curación de una sola parte del cuerpo humano. Esta primitiva forma de especialización médica fue documentada por primera vez en año 450 a.C. por el historiador Heródoto, que al hablar de la medicina egipcia escribió: "Cada médico es sanador de una enfermedad y no más... Algunos de los ojos, algunos de los dientes, algunos de lo que pertenece a la barriga". Estos especialistas incluso tenían nombres específicos. Los dentistas eran conocidos como "los médicos de los dientes", mientras que el nombre dado al proctólogo se traduce literalmente como "pastor del ano".


16. ¿Qué llevan los faraones en la mano?
Parece como si las estatuas de faraones (las que están de pie) llevaran en la mano un pergamino o un rollo ¿verdad? La respuesta aún no parece muy clara, pero la información más veraz que he encontrado a través de libros, indica que simplemente se trata de que los escultores de entonces dejaban así las manos (como si agarraran algo) porque esas partes soportarían muchísimo mejor así el paso del tiempo que si las hubieran dejado huecas (más fáciles de quebrar).

17. Las bajas en el Antiguo Egipto
Los escribas llevaban un registro diario de obreros que faltaban a su trabajo y de las excusas de su ausencia. Un papiro escrito en el año 40 del reinado del gran Ramsés II recoge las razones de distintos trabajadores:

Neferabu faltó porque tenía que embalsamar a su hermano.

Hehnektu tenía que cuidarse del cadáver de su madre.

Uadymose se estaba construyendo la casa.

Pendua se fue a beber con su amigo Jonsu para celebrar la crecida del Nilo.

Varios obreros estaban ocupados en la fabricación de cerveza o en fiestas familiares.

Otros tenían diferentes enfermedades, habían sido picados por escorpiones o se habían lesionado. El artesano de quien más se apiadaron los encargados fue un pobre marido que tuvo que reconocer que no podía acudir al trabajo porque su mujer la había propinado una paliza durante una discusión familiar.


18. Calendario Egipcio
Tenía 3 estaciones bien diferenciadas: Siembra, Inundación (la crecida del Nilo) y Cosecha.


19. La barca de Keops
La barca de Keops, de 43 metros de longitud, fue hallada en una fosa situada al pie de la gran pirámide. Se encontraron los planos del montaje y nada más ni nada menos que 1224 piezas. Una vez montada, se llegó a la conclusión que podía navegar por alta mar, de manera que los antiguos egipcios podrían haber llegado hasta América.

20. Ni un pelo de tontos
Las pelucas alcanzaron una gran importancia. La mayoría de los antiguos egipcios (ellos y ellas) se rapaban la cabeza y usaban pelucas. Éstas eran muy variadas (incluso se ha llegado a encontrar alguna rizada) y de diferentes longitudes. Las cuidaban con sumo esmero.


21. El deporte, muy presente
Muchos de los deportes que se practican hoy, ya fueron practicados por los antiguos egipcios.
Inscripciones en muchos monumentos indican que se practicaba la lucha libre, pesas, salto de longitud, natación, remo, tiro con arco, pesca, atletismo...
Reyes y príncipes asistían a estas competiciones deportivas y alentaban a los equipos.
Tenían establecidas sus reglas, árbitros neutrales, uniformes de jugador.
Tanto el ganador como el perdedor recibían un collar como premio, el ganador el collar a su superioridad y el segundo por su espíritu deportiv

22. Pintarse los ojos con khol
Con ello, los antiguos egipcios conseguían también protegerse de los excesivos rayos del sol, además de conllevar un significado místico de protección (ojo de Horus).

23. El negocio de los embalsadores
Cuando ya había escogido el modelo y había pactado el precio, la familia entregaba el cadáver. En primer lugar se lavaba el cuerpo y se procedía a la extracción del cerebro. Para ello, se le inyectaba un líquido que lo deshacía y, con la ayuda de un gancho metálico, se eliminaban los fragmentos a través de la nariz.
Las vísceras, salvo el corazón, eran extraídas por el costado izquierdo a través de una incisión. Una vez desecadas, eran depositadas en los vasos canopes. Después de coser el corte, el cadáver era sumergido en natrón durante 70 días. Cuando se había cumplido el plazo estipulado, el cuerpo era lavado y vendado cuidadosamente.
Pero después de todo, los descuidados han existido desde que el mundo es mundo, ejemplo de ello es que los embalsamadores solían ser bastante descuidados en su trabajo. Algunas momias conservadas aún tienen plantas de rio plegadas en los hombros, mientras que en su interior se han encontrado desde un ratón a todo tipo de herramientas, como ganchos y agujas o un jarrón.


24. Las momias medicinales
La palabra momia viene del vocablo árabe mummia, sustancia negra parecida a la brea y que se conoce como betún. Se creía que el betún poseía propiedades curativas. Por ello, cuando los árabes vieron las primeras momias ennegrecidas por el aceite de embalsamar, pensaron que habían encontrado un sustituto del betún y las molieron para utilizar como medicamentos.


25. Hacían filas hasta en aquella época
Hacer fila ya era algo habitual en el Antiguo Egipto, tanto para cortarse el pelo, como para realizar un trámite oficial. Los obreros acudían a la tesorería con una bolsa de tela y esperaban turno hasta que eran llamados y recibían los alimentos, la sal y las bebidas que les correspondían.
Responder Con Cita
  #27  
Viejo 22-may-2017, 23:42
geru geru está desconectada
holaaaa :D
 
Fecha de Ingreso: ago 2016
Mensajes: 125
Que no decaiga el hilo. En la Primera guerra mundial los franceses, para defenderse del ataque alemán, movilizaron a sus soldados hacia Marne... mediante taxis. Los requisaron y los usaron para desplazarlos. Se convirtieron en un mito de la guerra y le vino de perlas a Renault, fabricante de la marca de aquellos coches
http://www.lavanguardia.com/hemerote...n-alemana.html
Responder Con Cita
  #28  
Viejo 22-may-2017, 23:45
geru geru está desconectada
holaaaa :D
 
Fecha de Ingreso: ago 2016
Mensajes: 125
Otra: se dice que Napoleón perdió su última batalla en Waterloo. Pero ahí se firmaron los papeles tras la batalla, perderla lo hizo en un pueblo de al lado. Los habitantes de dicho pueblo, una vez terminada la contienda, sacaron los dientes a los soldados franceses muertos y los vendieron (esto lo tengo entendido, no estoy muy seguro que hubiera pasado)
Responder Con Cita
  #29  
Viejo 26-may-2017, 19:49
Avatar de isis
isis isis está online
Usuaria
 
Fecha de Ingreso: may 2017
Lugar: Antiguo Egipto
Mensajes: 487
Es un tochaco pero a @Lark le encanto esta historia

LAS PERIPECIAS DEL PAPA FORMOSO VIVO Y DESPUÉS DE MUERTO, EL CONCILIO CADAVERICO

Esperpentos en la historia de la Iglesia ha habido muchos, como es sabido, pero pocos tan grandes e injustos como el llamado Concilio cadavérico, con el que no se dejó descansar al Papa Formoso en su tumba. La cuestión se enmarca, como se puede imaginar en una de las muchas luchas de poder en la que La sede romana se vió envuelta, en esta ocasión especialmente violenta, entre italianos y germánicos, en pleno siglo de hierro del papado, periodo terrible como pocos -y por ello tristemente famoso- de nuestra historia sobre el cual tendremos que volver muchas veces en este blog, pues es de gran interés y muy desconocido para la mayoría.

Originario de la Urbe romana, donde había nacido hacia el 816 (aunque no conocemos la fecha exacta), el polémico obispo de la diócesis suburbicaria de Porto, Formoso, llegó al Sumo Pontificado precedido de una gran fama como diplomático. En efecto, enviado por Nicolás I a Bulgaria, logró la conversión del rey Boris y de sus súbditos. Bajo Adriano II, se desempeñó brillantemente en la Curia Romana, lo que le granjeó la envidia de los mediocres de siempre y por ello, aun siendo papable, no llegó a ser elegido en el siguiente cónclave, en el que por el contrario fue elegido Juan VIII, su rival político.

En 877, al apoyar coronar rey de Italia a Arnulfo, se enfrentó a dicho pontífice, que por su parte apoyaba a Carlos II el Calvo, lo que le valió a Formoso el ser expulsado de su diócesis y la excomunión. Excomunión que sería levantada, en 883, al acceder al papado Marino I, siendo restituido en su sede, dignidad que ocupaba al ser elegido Papa. Contra Formoso se multiplicaron las acusaciones, pero no falta historiador que ve en éste proceso político muchos puntos oscuros y procura la defensa de Formoso. Años más tardes, al morir Esteban V, el obispo de Porto fue elegido Papa el 6 de octubre del 891, y se vio en la tesitura de seguir la política de su predecesor contraria a Guido y Lamberto de Espoleto, pretendientes a la corona imperial de Occidente, vacante desde 887 por la deposición del último carolingio directo.

El Papa temía justamente que la Santa Sede fuera subyugada por los espoletanos, por lo cual apoyó al rival de éstos, Arnulfo de Carintia, designándole emperador en contra de Lamberto de Espoleto, que había sido coronado Emperador en Ravena en 894. De Lamberto se sabe que había estado asociado con su padre, como rey y emperador desde abril de 892 en Pavía. Cuando su padre murió en 894, reinó en solitario y le sucedió en el Ducado de Spoleto. Tuvo que hacer frente a las pretensiones de Berengario de Friuli y Arnulfo de Carintia que deseaban obtener el Reino de Italia. En el año 898 Lamberto fue derrotado por su rival Berengario, y después de la batalla murió asesinado. Existen otras teorías que afirman que murió en un accidente ecuestre.

Arnulfo era hijo natural del rey Carlomán y de madre eslovena, Litswinde, hija del conde Eberhard de Carantania (Carintia), de donde le viene su sobrenombre. Después de ser depuesto su tío el emperador Carlos III el Gordo, se convirtió en rey de la Francia Oriental y de Lotaringia (887). Obtuvo una victoria frente a los vikingos en Lovaina, actual Bélgica, en septiembre de 891. Arnulfo invadió Italia en el año 896. Vacante el título imperial, Arnulfo logró ser designado emperador. Atraversando los Alpes, llegó hasta las puertas de Roma, ciudad que toma sin resistencia por parte de los Espoleto que se habían retirado al sur de Italia para preparar un contraataque.

Arnulfo entró en Roma atravesando el histórico Ponte Milvio y, después de liberar a Formoso, que había sido hecho prisionero en Castel Sant’Angelo por los Espoleto, fue coronado en la escalinata de San Pedro en 896. Arnulfo se quedó solamente 15 días en Roma, desde dondé viajó al sur para combatir contra sus enemigos, propósito que no pudo cumplir porque le sobrevino una parálisis cuando iba de camino y decidió volverse a Baviera. Continuó la lucha Berengario de Friuli, que como hemos visto en 898 derrotó a Lamberto.

Formoso, que de pronto se vio solo en Roma y sin la ayuda del emperador, murió en abril de aquel año, probablemente envenenado, y fue enterrado en la antigua basílica de San Pedro. El biógrafo Nicolás I lo menciona como “obispo de gran santidad y ejemplares costumbres"; hasta el maldiciente escritor Liuprando de Cremona elogia su piedad y su ciencia de las cosas divinas, y lo mismo hacen otros cronistas. Fue patrono de las artes y embelleció la basílica de San Pedro (la de entonces, no se confunda con la actual). Le sucedió Bonifacio VI, que falleció a los quince días de pontificado. Entonces salió elegido Esteban VI, antiguo rival de Formoso y partidario incondicional de Lamberto de Espoleto. Éste, aprovechando la retirada del emperador Arnolfo debido a una enfermedad, entró triunfalmente en Roma junto a su madre Angeltrudis, una auténtica arpía de mucho cuidado como se verá por lo que sigue.

El caso es que Esteban VI se mostró complaciente hasta el servilismo con el nuevo ocupante de la Ciudad Eterna, lo cual aprovechó Angeltrudis para exigir del Papa la pública humillación del enemigo que tanto había perjudicado la causa de su difunto marido y de su amado hijo, y que no era otro que Formoso. El problema era que estaba ya muerto y enterrado. No importaba. Tenía que quedar bien clara la perfidia del difunto, así que, a inicios de 897, se le instruyó proceso en medio de un concilio, ante el cual compareció nada menos que su momia. Ésta había sido sacada de su sepulcro y, revestida aún de sus hábitos pontificales, fue sentada ante el tribunal erigido en la basílica constantiniana.

Asignósele un clérigo para que respondiera en su nombre a las acusaciones. Naturalmente, la sentencia de este concilio -conocido en la historia con el apelativo de «cadavérico»- fue adversa a Formoso. Se le condenó a la degradación, despojándosele de todas sus insignias papales, que le fueron arrancadas a jirones, quedando al descubierto el cilicio que llevó en vida pegado a las resecas carnes. Todas sus ordenaciones fueron declaradas inválidas y se llegó a la suprema ignominia de cortarle los dedos pulgar, índice y medio de la mano derecha, con que solía bendecir. El cuerpo mutilado de Formoso fue arrojado al cementerio profano, de donde las turbas, presas de un frenesí salvaje a ejemplo de sus autoridades, lo cogieron para echarlo al Tíber después de indecibles profanaciones. A todo ello condescendió Esteban VI, más preocupado por complacer a la tigresa espoletana que por la dignidad de la silla de Pedro.

Pero la vida da muchas vueltas. Hallándose el rastrero Pontífice con su capítulo en su residencia del palacio de Letrán, las piedras de la contigua basílica de San Juan, cabeza y madre de todas las iglesias de la ciudad y del mundo, lanzaron un terrible gemido desplomándose todo el templo desde el altar hasta el pórtico, lo cual fue interpretado como una señal inequívoca de la cólera divina ante el horrendo atentado del que había sido objeto el cadáver del papa Formoso. A1 poco tiempo del concilio cadavérico, en mayo de ese mismo año de 897, los partidarios de éste alzaron al pueblo -siempre voluble y presto a secundar cualquier alboroto- contra Esteban VI, el cual fue depuesto y encarcelado. El infeliz acabó sus días estrangulado en prisión en el mes de octubre.

De esta manera fue vengado el inaudito ultraje inferido a la momia del papa Formoso, que fue varada por el Tíber y trasladada nuevamente a San Pedro por orden del nuevo papa Teodoro II y en medio de grandes demostraciones de honor, no sólo de parte de los vivos, sino hasta de las inanimadas estatuas del Vaticano, que, al parecer, se inclinaron al paso de los despojos como póstumo homenaje a aquel a quien pertenecían. Al menos es lo que cuenta el cronista Liutprando de Cremona (+972), a quien, junto al autor de la Invectiva in Romam pro Formoso Papa y a Flodoardo en sus Anales, quien transmite las noticias más cercanas de que disponemos sobre el esperpéntico concilio que juzgó a Formoso ya que las actas de dicho evento fueron quemadas.

Sin embargo, en 898, un nuevo Papa, Teodoro II, c onvocó un sínodo romano que revirtió la sentencia y nuevamente el cadáver de Formoso fue perdonado y sepultado en la Basílica de San Pedro, de acuerdo a su investidura papal donde permanecería hasta el año 904 cuando el Papa Sergio III, a poco de acceder al trono, revierte la disposición y promueve un nuevo juicio contra el cadáver. La condena dictamina arrojarlo a las aguas del río Tíber para que se lo trague el mar. Pero el cuerpo sin vida del Papa persiste en su lucha por no desaparecer de la historia y se sujeta en las redes de un pescador que lo rescata y lo esconde durante algunos años. En el año 911, cuando termina el pontificado de Sergio III, el persistente cuerpo de Formoso es devuelto a la sede papal donde pudo por fin, luego de tantas vueltas, descansar hasta nuestros días, sin ningún otro juicio post-mortem que soportar.
Responder Con Cita

Respuesta

Regresar   Inicio | ForoChicas > Zona General > Cafetería

Regresar  elcorteingles.es

    - Moda y accesorios
    - Perfumería y cosmética
    - Hogar y decoración
    - Bebés
    - Electrónica

Regresar eBay.es

    - Moda
    - Belleza y Salud
    - Cosmética y Maquillaje
    - Relojes y Joyas
    - Hogar y Decoración
Regresar  Recomendaciones:



Herramientas



Info Legal · Privacidad · Cookies · Normas de Uso · Publicidad · Ayuda · Contacto [ VERSIÓN MÓVIL ]
LWNET © vBulletin Solutions, Inc